PALACIOS DE MADRID (VIII): Palacio del Marqués de Villafranca

Salón de Baile. Foto: guiarepsol.com

Nuestra siguiente visita vamos a realizarla al Palacio del marqués de Villafranca que hoy es la sede de la Real Academia de Ingeniería, ubicada en la calle Don Pedro número 10. Nos encontramos en un lugar con mucha historia, llena de tesoros.

Este palacio se construyó en La Latina, un barrio de lo más antiguo de Madrid, pero poco aristocrático, aunque su cercanía al Alcázar y sus precedentes de distinción señorial hizo que fuera elegido como residencia por dos distinguidas familias: los Mendoza del Infantado y los Álvarez de Toledo de Villafranca. Ambas serán los principales impulsores de la urbanización de esta zona de Madrid.

El edificio que hoy conocemos como Palacio del marqués de Villafranca fue una gran residencia nobiliaria con un amplio jardín, tres patios y con una larga fachada a la calle de Don Pedro, aunque la entrada principal se hallaba en la calle Redondilla. Tenía piso bajo, principal y segundo. Sin embargo, va a ir transformándose durante los siglos XVII al XIX y disminuyendo su perímetro.

Plano de Texeira (1656). Fuente: Arte en Madrid

A partir de 1608, Pedro Álvarez de Toledo y Colonna, V marqués de Villafranca compra una serie de parcelas entre las calles Cruz de San Roque, Redondilla y Mancebos, para establecer aquí sus casas principales. La última de estas parcelas fue adquirida en 1653 por Elvira Ponce de León, en nombre de su hijo Fabrique Álvarez de Toledo, VII marqués de Villafranca. La relación de la familia con esta zona de Madrid fue tan importante ya que a comienzos del siglo XVIII va a cambiar el nombre de la calle Cruz de San Roque por el de don Pedro, en recuerdo del V marqués de Villafranca.

Entre 1717 y 1734 se emprende la construcción del palacio. El arquitecto encargado de su diseño fue Francisco Ruiz, discípulo de Felipe Sánchez.  Sin embargo, la realización y el avance de las obras no fue nada sencillo, ya que hubieron numerosas interrupciones posiblemente por problemas económicos.

Planta general del palacio. Fuente: COAM

Será desde 1777 a 1802 cuando se lleve a cabo la reforma más importante en el edificio, residiendo en el palacio el XI marqués de Villafranca, José Álvarez de Toledo y Gonzaga, casado con María Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, la célebre duquesa de Alba que inmortalizará el pintor Francisco de Goya. Las obras iban dirigidas a sustituir la parte del palacio que daba a la calle de los Mancebos por nuevas dependencias para los sirvientes. En su interior, se decoró el edificio de forma suntuosa y posiblemente se añadieron entonces las dos portadas de estilo neoclásico en la fachada de la calle de Don Pedro. Una parte sustancial de la reforma, si no toda, se debió al arquitecto Silvestre Pérez, que después sería el arquitecto oficial de José Bonaparte.

José Álvarez de Toledo y Gonzaga. Foto: Wikipedia

Tras siglos ocupado el palacio por esta familia, una vez fallecido Pedro Álvarez de Toledo y Palafox, XIII marqués de Villafranca, sus herederos decidieron hipotecar el palacio, para posteriormente venderlo en dos partes. En 1872, traspasaron la propiedad del cuerpo principal a Pablo Pérez Seoane y Marín, II conde de Velle. El extremo oeste del palacio, donde estaban situadas las cocheras, cuadras y jardín pasaron a manos de Juan Bautista Sofía y Mailly en 1876. Esta parcela del palacio sería utilizada como colegio de la Congregación del Sagrado Corazón, hasta que en 1901 fue derribado para construir uno nuevo.

Instalados ya en el palacio, los condes de Velle emprendieron una importante reforma en su interior para actualizar su aspecto, a fin de adaptarlo a los nuevos tiempos y gustos del momento. Para ello contaron con los servicios del arquitecto, pintor y decorador Arturo Mélida  que también intervino en otros muchos palacios madrileños, entre ellos el Palacio Bauer que ya visitamos en una entrada del blog.

Arturo Mélida. Foto: Wikipedia

En 1965, este recinto palaciego fue convertido en restaurante. Este uso se mantuvo hasta 1989, fecha en la que fue adquirido por el Estado, y ocupado por la Agencia para el Aceite de Oliva. En la actualidad, es la sede de la Real Academia de Ingeniería (RAIE), organismo al que fue cedido por el Estado en 2005, con el compromiso de que se rehabilitara por completo esta residencia palaciega. Tras esta remodelación, el palacio muestra una mezcla de espacios de diseño moderno y funcional, combinada con salas y rincones en los que se ha recuperado la decoración original.

Galería invernadero. Fuente: RAIE

Una vez atravesada la puerta principal y el zaguán, iniciamos el recorrido por un patio interior, donde podemos contemplar una galería invernadero de hierro de la planta noble realizada por Arturo Mélida. A lo largo de la visita hemos podido ver numerosas estancias algunas modernas y funcionales, adaptadas al uso académico y representativo de la Institución, y otras salas antiguas restauradas. Las primeras no llaman la atención, a no ser por una de ellas, denominada Salón de Plenos, donde se conservan restos de la antigua muralla medieval de Madrid, un tramo de 17 metros de longitud realizado en mampostería de sílex unida con argamasa de cal y arena, y tiene 4,5 metros de altura.

Restos de la antigua muralla. Foto propia

También puede verse en el sótano una de las galerías originales, de forma abovedada, construida en ladrillo. Se trata de los restos de un viaje de agua.

Galería abovedada (Viaje de agua). Foto propia

Al ascender a la primer planta, entramos en la llamada Sala de Foros (hoy Antesala). Se trata del antiguo comedor del siglo XIX, con los muebles típicos de la época, aparadores y trincheros en madera de nogal igual que el artesonado del techo. Todo diseñado por Mélida incluida la sillería.

Sala de Foros. Foto propia

Pero, sin lugar a dudas, la sala más destacada del conjunto conservado es el antiguo Salón de Baile del palacio, decorada en estilo pompeyano por Mélida. En ella llama además la atención su impresionante lámpara de cristal de Bohemia.

Salón de Baile. Foto: guias viajar.com

También debemos mencionar la presencia de una magnífica chimenea realizada en mármol blanco, que es de las más antiguas que conserva el palacio.

Chimenea del Salón de Baile. Foto propia

La siguiente estancia, bien pudo ser la Biblioteca del palacio. Es conocida como sala renacentista, por los motivos de cerámica que se disponen en su artesano de madera tan original, así como la chimenea y muebles de nogal firmados por Mélida. Hoy es el despacho del secretario general de la Academia.

Biblioteca del palacio. Foto propia

La Sala del Gabinete (hoy Sala de Juntas) fue decorada por el mismo Mélida. En ella destaca una impresionante chimenea de estilo barroco que junto con el artesonado y sus paredes forradas en maderas nobles, le proporcionan un aspecto sobrio y elegante.

Sala del Gabinete. Foto: guias-viajar.com

También hay una pintura que es copia de un cuadro de Rubens, llamado “La Regencia”, del siglo XVII, valorada por distintos expertos en pintura flamenca como obra merecedora de la máxima consideración.

Sala del Gabinete (detalle). Foto: RAIE

La última estancia conservada es el actual despacho del presidente de esta Institución, donde llama la atención su chimenea decorada con delicados motivos tratados con gran naturalidad, así como el techo pintado por Joaquín Vaamonde Cornide, y la mesa del despacho del siglo XVIII.

Terminada la visita, descendemos por una imponente escalera de honor, decorada con un magnífico tapiz flamenco. Aún se pueden ver los escudos nobiliarios de sus ilustres y antiguos propietarios.

Escalera de honor. Fuente: RAIE

El palacio del marqués de Villafranca ha sido residencia de familias nobles madrileñas desde finales del siglo XVII. El principal atractivo de la visita a este recinto palaciego es la posibilidad de ver una de las obras artísticas del arquitecto Arturo Mélida, quien lo decoró en su día. 


Bibliografía y Recursos electrónicos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s