ARQUITECTURA FINANCIERA EN MADRID (II): El Banco de España

14976383172511

Después de visitar el Palacio de la Equitativa, vamos hoy a conocer otro edificio singular y muy interesante. Se trata del Banco de España ubicado en nuestra ciudad. Es una magnifica obra construida en 1891. El resultado es un edificio más propio de un palacio que de un establecimiento industrial y financiero.

Palacio_de_Alcañices,_obra_de_Zapater
Antiguo Palacio de Alcañices. Foto: Wikipedia

El Banco de España, como institución, fue creado en 1856, a raíz de la fusión del Banco de Isabel II con el Banco de San Fernando en 1847, y su primera sede fue el edificio de los Cinco Gremios Mayores, situado en la calle de Atocha.

Fachada principal del Palacio de los cinco gremios. Foto: juancato.es

El incremento de actividades determinó la necesidad de dotarle de mayor espacio. Con este motivo, en 1882 la entidad adquirió el palacio del marqués de Alcañices que ocupaba la finca del paseo del Prado con vuelta a Alcalá, solar al que se unió el de la iglesia de San Fermín de los Navarros, unos terrenos del marqués de Larios y los jardines de la Escuela de Ingenieros de Caminos.

Las obras del nuevo edificio fueron llevadas a cabo por los arquitectos Eduardo Adaro y Severiano Sainz de la Lastra, proyecto con el que ganaron la medalla de oro de la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1884. El edificio fue terminado e inaugurado el 3 de marzo de 1891, contando con la presencia del rey Alfonso XIII y de su madre María Cristina.

Inicio de las obras y vista actual. Foto: elestudiodelpintor.com

En 1927, se realizó la primera ampliación en la mitad posterior de la fachada a Alcalá, derribando las Casas-Palacio que pertenecían al conde de Santamarca. El proyecto se ejecutó siguiendo líneas del original en fachada, siendo de carácter completamente diferente en estilo en el interior. Dicha ampliación será diseñada por el arquitecto del Banco, José Yarnoz Larrosa. Otra ampliación, de menor valor arquitectónico, será realizada en el año 1969 por el hijo del anterior, el arquitecto José Yarnoz Orcoyen. En esta reforma, el edificio fue cerrado por las calles de Los Madrazo y Marqués de Cubas.

Finalmente, el cerramiento de la manzana se completó de 2003 a 2006, según proyecto, ganador del concurso convocado por el Banco en 1978, de Rafael Moneo, en la esquina de la calle de Alcalá con Marqués de Cubas donde se encontraba el Palacio de Lorite, la antigua sede de la Banca García-Calamarte. Para ello se tuvieron en cuenta los acuerdos firmados entre el Ayuntamiento de Madrid y el propio Banco de España, inaugurándose en 2006. Aunque se mantuvo la continuidad de las fachadas de Alcalá y Paseo del Prado, se introdujeron algunas novedades arquitectónicas que enriquecieron aún más el conjunto del edificio.

Escalera monumental de acceso. Foto: madridiario.es

En su interior cabe destacar el edificio original de 1891, la escalera monumental más impresionante de Madrid y el patio, que fue la caja general y que hoy ocupa la biblioteca, al que se le incorporó una estructura de hierro fundido, encargada a la Fábrica de Mieres.

Biblioteca actual del Banco. Foto: fundacioncarolina.es

La llamada escalera imperial fue realizada en mármol de Carrara por Adolfo Areizaga y decorada con unas vidrieras que se fabricaron en la casa Mayer de Múnich con figuras alegóricas de las artes, las ciencias o los continentes. Desde la vidriera superior, la diosa de la Fortuna, con el cuerno de la abundancia, reparte monedas de oro rodeada de las tres gracias y las tres parcas, representantes de la riqueza y la pobreza respectivamente.

Vidriera de la Fortuna. Foto: el pais.com

La ampliación realizada en 1927 determinó al incorporación de novedades arquitectónicas, como el nuevo patio de operaciones en el que se recogen ejemplos de Art Decó, como su vidriera superior, así como el reloj.

Patio de operaciones. Foto: madridiario.es

Además, destaca por su singularidad, la cámara acorazada. Se estima que el Banco guarda casi un centenar de toneladas de oro en forma de lingotes y monedas, protegidos por un complejo sistema de seguridad. Esta sala guarda parte del tesoro nacional, pero el resto está guardado en Fort Knox (Estados Unidos), en el Banco de Inglaterra y en el Banco Internacional de Pagos de Basilea.

07-el-diseno-de-la-camara-acorazada-del-banco-de-espana
Cámara acorazada del Banco. Foto: guiadelocio.com

El Banco de España es dueño de una importante colección de obras de arte, sobre todo de pintura, herencia de las dos instituciones que se fusionaron para dar origen a la actual Institución. A ello se unen las posteriores adquisiciones y encargos. Las obras proceden de épocas muy diversas (fines del siglo XV y finales del XX), así como de autores muy diversos como Goya, Mengs, Maella, Vicente López, Sorolla entre otros.

Sala dedicada a Goya. Foto: madridiario.es

Pero la joya de la corona es una pequeña sala dedicada a Goya, en la esquina de Los Madrazo y el paseo del Prado. Algo lógico si se tiene en cuenta que de sus paredes cuelgan nada menos que ocho cuadros del pintor aragonés dedicados a Carlos III, los condes de Floridablanca, Gausa, Altamira y Cabarrús; el marqués de Tolosa y personajes como Francisco Javier de Larrumbe y José de Toro y Zambrano. La mayor parte de estos cuadros los heredó el banco de España del de San Carlos. En el centro de la estancia, llama la atención una mesa no muy grande que era la que usaba el Consejo de Ministros de Isabel II.

Además de pintura, también hay numerosas piezas de arte decorativo como lámparas de La Granja, de Bohemia y hasta una traída de un palacio checo, así como tapices, esculturas y fotografías que forman parte del organismo desde la segunda mitad del XX.

Fachada principal del Banco. Foto: madridiario.es

Declarado Bien de Interés Cultural en 1999, es uno de los grandes edificios de Madrid, representante puntero de la arquitectura española del siglo XIX y comienzos del XX.


Bibliografía y Recursos electrónicos