CERAMISTAS DE MADRID: Daniel Zuloaga (1852-1921)

Daniel Zuloaga (1852-1921)

En esta nueva entrada, vamos a conocer a una de esas personas que han construido de alguna forma nuestra ciudad, uno de esos personajes que con su esfuerzo y entusiasmo por el trabajo bien hecho, pusieron una de las muchas piedras que hicieron y aún hacen de Madrid un lugar especial, pero que a día de hoy desconocemos quién es. Estamos hablando de Daniel Zuloaga Boneta (1852-1921), ceramista y pintor, considerado como uno de los renovadores del arte ceramista en España.

Su trabajo determinó la recuperación de antiguas técnicas ceramísticas tradicionales españolas, como la cuerda seca, la de cuenca o arista y el reflejo metálico, al tiempo que introdujo los estilos de moda en Europa como el Neorrenacimiento y el Modernismo, además de crear su propio estilo de decoración cerámica, dentro de la órbita regionalista, con la creación de una gran variedad de modelos que abarcan aspectos de la vida castellana como los paisajes, monumentos, faenas del campo, las romerías, los pobres y gitanos, pintados en murales y todo tipo de vasijas y platos.

Pertenecía a una familia de artistas del metal, con larga tradición. Por influencia de su padre, Eusebio Zuloaga, trabajó desde muy joven en el Palacio Real.

Retrato de Eusebio Zuloaga. Foto: Wikipedia

Tras su formación en la escuela de porcelana de Sévres (Francia), fue elegido por el secretario del rey Alfonso XII, el conde Morphy, para dirigir y recuperar la Real Fábrica de la Moncloa. Poco tiempo después creó un taller en la zona de Vallehermoso (Madrid), y aunque tuvo una breve estancia en Pasajes de San Juan (San Sebastián) como director de una fábrica de porcelana, al final su destino definitivo sería Segovia.

Junto a varios arquitectos, del último cuarto del siglo XIX español, protagonizó el periodo dorado de la historia de la azulejería urbana en Madrid, con obras como el Palacio de Velázquez, el Palacio de Cristal del Retiro y el Hospital de Maudes, entre otros muchos ejemplos.

Retrato de Daniel Zuloaga. Foto: retabloceramico.net

Zuloaga realizó gran variedad de obras en diversas ciudades españolas, pero vamos a conocer las que realizó en nuestra ciudad.

Su primer trabajo importante llegaría en 1883, al recibir el encargo del arquitecto Ricardo Velázquez Bosco para la decoración cerámica externa aplicada a la arquitectura, en esta ocasión al Palacio de Velázquez de Madrid ubicado en el parque de El Retiro coincidiendo con la Exposición Nacional de Minería, Artes Metalúrgicas, Cerámica y Cristalería. En la actualidad es propiedad del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y sede de exposiciones temporales del mismo.

Palacio de Velázquez. Foto: tripadvisor.com.ve

En 1887, coincidiendo en nuestra ciudad, la Exposición de las Islas Filipinas, se construyó el Palacio de Cristal, diseñado por el mismo arquitecto, quien contaría de nuevo con Zuloaga para la decoración cerámica del pabellón-estufa, en las que llaman la atención sus figuras de grutescos con cabezas de ánades.

Palacio de Cristal. Foto: Wikipedia

Otras obras destacadas y decoradas por Daniel fueron las cuatro fachadas del Palacio de Fomento, actual Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. El encargo tuvo lugar en 1893, ampliándose en 1895. En esta ocasión, nuestro protagonista colaboró con el escultor Ricardo Bellver en la elaboración de los relieves escultóricos con forma de cabeza de león, cabeza de Atenea y de Hércules. Así mismo de hizo cargo de la decoración de los grandes murales de las fachadas este y oeste, y el resto de los revestimientos cerámicos de la Escuela Superior de Ingenieros de Minas y Energía.

En la Casa de Allende, situada en la Plaza de Canalejas, puede presumir de tener la decoración de su torreón realizada por nuestro protagonista, así como la cúpula del convento de los Carmelitas de Madrid en la Plaza de España, que está decorada con un mosaico de cerámica esmaltada multicolor, diseñada por el arquitecto Jesús Carrasco-Muñoz y Encina, después de 1915.

Además de estos edificios emblemáticos, sus trabajos formaron parte de los palacios, actualmente desaparecidos, de Anglada que tenía un zócalo alicatado árabe en el patio de este edificio, que recreaba el Patio de los Leones de la Alhambra, así como el palacio del marqués de Monistrol con decoración muy similar a la del palacio de Velázquez o la fachada de la casa de Luis Ocharán, en 1905, decorada con frisos con motivos florales y animalísticos (pavos reales, faisanes.).

Boceto para la casa de Luis Ocharán. Foto: wikiwand.com/es

Pocos años de iniciarse las obras de construcción del Hospital de Jornaleros de Francisco de Paulaen 1909Zuloaga recibió el encargo de su arquitecto, Antonio Palacios, para decorar con cerámica sus fachadas.

Fueron años de mucho trabajo para Daniel, pero todo ello vino acompañado de grandes  éxitos. Su fama y prestigio irán creciendo, llegando no sólo a nuestra urbe sino a otros puntos de España: Barcelona, Salamanca, Huelva, Gijón, Bilbao, Toledo, Zaragoza.

En 1920 organizó una exposición en el Majestic Hall de Bilbao y participó también en la exposición del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

1921 será un año clave en su vida. En estos momentos nuestro protagonista conseguiría llevar adelante su máximo sueño que fue tener su casa  y taller en la antigua  iglesia de San Juan de los Caballeros de Segovia, que acabaría siendo el actual Museo Zuloaga. 

Antigua iglesia de San Juan de los Caballeros. Foto: acueducto2.com

Sorprende el cuidado que puso el artista en las obras del edificio, que sufrió mínimos cambios, y respetó con rigurosidad su estructura románica, sin duda por la pasión y entusiasmo que siempre mostró por las antigüedades.

Deseoso de nuevos descubrimientos, ese mismo año, hizo un viaje a Tánger, además de preparar dos exposiciones en Madrid y Barcelona: la primera en el Palacio de Bibliotecas y Museos y la segunda en la Sala Parés.

Un año después, ya fallecido Daniel, se llevaría a cabo una exposición póstuma de su obra en el Palacio de Bibliotecas y Museos de Madrid, alcanzando un gran éxito de crítica y de público.

Daniel Zuloaga en su estudio. Foto: Samuel Sánchez

Para todos los entendidos en la materia, Daniel Zuloaga fue reconocido como un genio, y calificado como un ceramista reencarnado de los del Renacimiento, alimentando su figura de una leyenda que no pasó inadvertida fuera del país.

Busto de Daniel Zuloaga. Foto: ceramicazuloaga.com

 


Bibliografía y Recursos electrónicos

  • ROCHA ARANDA, Oscar da; MUÑÓZ FAJARDO, Ricardo., Madrid modernista: guía de arquitectura. Madrid, Tebar, 2007.

  • RUBIO CELADA, Abraham., Daniel Zuloaga Boneta: Artista de cerámica: Torreón de Lozoya, Salas de Palacio, del 24 de julio al 9 de septiembre de 2007. Segovia, Caja Segovia, Obra social y cultural, 2007.
  • RUBIO CELADA, Abraham., Los Zuloaga, artístas de la cerámica. Madrid, TF, 2007.
  • Daniel Zuloaga [Wikipedia]
  • Personas que hicieron Madrid: Daniel Zuloaga [Descubriendo Mayrit]