IGLESIAS DE MADRID (XI): Santa María del Silencio

IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DEL SILENCIO

En una entrada anterior, tuvimos oportunidad de conocer el Hospital de Jornaleros de San Francisco de Paula. Este centro hospitalario fue realizado por iniciativa de Dolores Romero y Arano, viuda del empresario Curiel y Blasi, quien movida por la idea de llevar la sanidad y extenderla a las clases más bajas y desfavorecidas de la sociedad, encargó esta construcción al arquitecto Antonio Palacios

Maqueta del Hospital de Maudes. Foto: arteespana.com

Debido al interés que suscitó en su día este proyecto y que aún sigue despertando este recinto asistencial, hoy vamos a visitar su iglesia considerada como un proyecto completamente innovador debido a su emplazamiento.

Fachada principal de la iglesia. Foto: Wikipedia

Tradicionalmente su lugar preferente era en el centro del complejo hospitalario, sin embargo Palacios decidió situarla en el extremo norte, con acceso directo a la misma a través de una amplia escalinata y bajo un pórtico de gran elevación, por la calle Raimundo Fernández Villaverde.

El aspecto monumental de su fachada y la silueta de sus prominentes torres guardan una clara similitud con el Palacio de Comunicaciones, situado en la plaza de Cibeles (actual sede del Ayuntamiento de Madrid), proporcionando al conjunto una mayor sensación de verticalidad.

Palacio de Comunicaciones. Foto propia

Al interior, presenta una planta de cruz griega con los brazos muy cortos y rematados en ábsides semicirculares. Cuenta con una bóveda nervada, en el tramo del crucero, al que se le añade una estructura acristalada, con el que se consigue filtrar la luz y colorearla, consiguiendo así un efecto singular, muy logrado.

Interior del templo. Foto: Madrid en foto

Además de esta estructura arquitectónica innovadora en su momento, cabe también hacer una llamada de atención a sus vidrieras polícromas, por el ambiente de iluminación creada. Todas fueron elaboradas por la prestigiosa Casa Maumejean, detalle ornamental que puede interpretarse como un acercamiento al modernismo.

La primera de ellas, situada en el coro, está dedicada a Jesús obrero. En ella se aprecian escenas de Jesús asistiendo y consolando a pobres vencidos y fatigados.

Vidriera en el coro. Foto: manuelblasdos.blogspot.com.es

La segunda vidriera narra la escena de San Juan de Dios asistiendo a los enfermos. El santo porta en sus manos a un moribundo ante la expectación del gentío. San Juan de Dios (1495-1550), cuya imagen escultórica podemos ver a los pies de la vidriera, es el fundador de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, que inicialmente se hizo cargo de la asistencia en este Hospital.

S. Juan de Dios. Foto: manuelblasdos.blogspot.com.es

La tercera vidriera, dispuesta frente a la anterior, representa escenas de la vida de San Vicente de Paúl, en el campo y en el mar. Según algunos autores que la han visto y descrito, es la mejor y la más variada en cuanto a la riqueza temática representada.

Vidriera en el coro. Foto: manuelblasdos.blogspot.com.es

En líneas generales, el edificio destaca por el uso de piedra caliza en sus fachadas, apenas sin labrar, así como el empleo de materiales cerámicos, como los azulejos creados por Daniel de Zuloaga. Es uno de los pocos edificios madrileños construidos mayoritariamente en piedra.

Fachada principal del templo. Foto: lasimagenesqueyoveo.com

Posee tres campanas dispuestas en torres diferentes: dos en la fachada principal y una tercera en la torre sur que rodea a la cúpula. En su conjunto, son de fundición Hijos de Murua, de Vitoria. Fueron fundidas en 1915. En ese sentido, hay que indicar que conserva una de las primeras instalaciones industriales de campanas de España, sin mecanizar. Por ello, tiene un elevado interés como patrimonio industrial.

Vista general de la iglesia. Foto: Wikipedia

Inaugurado, en su conjunto, en 1917, e incautado en 1936 durante la Guerra Civil, estuvo en uso hasta 1970, cayendo en un periodo de abandono con amenaza de derribo. En 1984, tras un concurso de pública subasta, los terrenos fueron adquiridos por la Comunidad de Madrid que se encargó de su restauración. Hoy alberga la sede de la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras.

Respecto a la iglesia y sus dependencias, éstas quedaron excluidas de la compra por parte de la Comunidad, convirtiéndose entonces en parroquia, independiente por completo del Hospital.

Este recinto sagrado era conocido como Madre del Divino Pastor y San Francisco de Paúl, cuando formaba parte del Hospital. Estuvo un tiempo cerrado, volviendo a abrirse en 2012, convertida en parroquia destinada a personas sordas y sordo-ciegas bajo la advocación de Nuestra Señora del Silencio.

Nuestra Señora del Silencio. Foto: stamsilencio.com

Hay edificios cuya singularidad arquitectónica deslumbra y merece la pena visitar, sobre todo cuando están realizados por el genial arquitecto Antonio Palacios. Este es el caso de nuestra iglesia, dotada con una notable personalidad y llena de cuidados detalles que en muchos casos dan a esta recinto sagrado un cierto toque medievalista un tanto exótico.

Interior del templo. Foto: Madrid en foto

Bibliografía y Recursos electrónicos

One response to “IGLESIAS DE MADRID (XI): Santa María del Silencio

Los comentarios están cerrados.