PINTORAS DE MADRID: Rosario Weiss Zorrilla (1814-1843)

Rosario Weiss Zorilla

En esta nueva entrada vamos a conocer a una pintora madrileña singular, ahijada y discípula de Francisco de Goya con quien compartió los últimos años de su vida este gran pintor aragonés. Se trata de Rosario Weiss Zorrilla.

De sus dotes artísticas, dan idea la obra conservada en varias instituciones que ha ido apareciendo y catalogándose como realizada por Rosario.

Se conservan dibujos y litografias en la Biblioteca Nacional de España (BNE), en la Biblioteca de la Real Academia Española y en Museos como el Prado, el Lázaro Galdiano, o el Museo Nacional del Romanticismo de Madrid, así como en centros extranjeros como la Hispanic Society de Nueva York.

Rosario Weiss nació en Madrid, el 2 de octubre de 1814. Fue hija de Leocadia Zorrilla, ama de llaves de Goya, y del joyero alemán afincado en Madrid Isidoro Weiss.

Leocadia Zorilla, retratada por Francisco de Goya. Foto: Museo del Prado

Desde muy pronto Goya sintió una especial afinidad y cercanía con ella, dado el cariño e interés que demostró en su formación artística. De hecho, siendo muy pequeña, a los siete años, empezaría a enseñarle el dibujo, a la vez que aprendía a escribir.

Al mismo tiempo, recibió formación del arquitecto Tiburcio Pérez Cuervo, con el que empezó a emplear el difumino y la tinta china, al menos entre mayo y septiembre de 1824.

Poco antes de septiembre de ese mismo año, Leocadia, su madre, y su hermano Guillermo estaban viviendo en el domicilio de Goya en Burdeos, donde permanecieron hasta la muerte del artista ocurrida el 16 de abril de 1828.

Tal acontecimiento supuso su vuelta a Madrid, despachada la familia Weiss Zorrilla con tirante generosidad —pues Leocadia y Javier, el hijo del pintor, se odiaban mutuamente—, regresando a España en junio de 1833.​ Madre e hija salvaron la situación de desamparo gracias a la labor que Rosario desempeño como copista en el Museo del Prado, así como en la Academia de Bellas Artes de San Fernando y en alguna colección privada (duquesa de San Fernando), compaginándolo con la realización de retratos a lápiz de escritores y personajes de la burguesía liberal. También dibujó del natural apuntes de plantas y árboles, además de paisajes idealizados con castillos, lagos o ruinas.

Los duques de San Fernando. Foto: Museo del Prado

Asimismo se dedicó a la miniatura, el pequeño retrato y a la litografía, con los que grabó sus retratos a Mesonero Romanos, Zorrilla, Espronceda o Larra.

José Zorilla y Mariano José de Larra. Foto: BNE

Participó en varias exposiciones de la Academia de Bellas Artes de San Fernando (1834 y 1842), institución que le concedió el título de Académica de Mérito por la pintura. Al mismo tiempo, fue socia, desde 1837, del Liceo Artístico y Literario de Madrid, donde participó de forma muy activa, realizando variedad de retratos.

Virgen de la Contemplación (Dibujos de Rosario Weiss, 71).

Pero su mejor oportunidad de supervivencia se produjo cuando el 18 de enero de 1842,  fue nombrada maestra de dibujo de las infantas Isabel (futura Isabel ll) y Luisa Fernanda, recibiendo un sueldo de ocho mil reales, empleo que desempeñó poco tiempo, debido a su repentino fallecimiento de cólera, el 31 de julio de 1843.

Retrato de Isabel II. Obra de Vicente López. Foto: BNE

Es curioso el dato que reseñan sus biógrafos, de que el empleo le vino gracias a los amigos liberales de su hermano, Guillermo Weiss —tras el nombramiento del general Espartero como regente del reino y de Agustín Argüelles como tutor de la reina—, y no por el lado de los antiguos amigos de Goya (como el banquero Joaquín María Ferrer o la marquesa de Santa Cruz).

Actualmente, la BNE expone hasta el 22 de abril, 140 obras, entre dibujos, litografías, lienzos y documentos, muchos de ellos nunca vistos. Y le acompaña el catálogo razonado, fundamental para el proyecto reivindicativo de la artista. Un exhaustivo trabajo que amplía lo que se conocía de esta artista y el número de obras que se le atribuían.

Autorretrato (Dibujos de Rosario Weiss, 313).

La exposición, comisariada por Carlos Sánchez Díez, del departamento de conservación del Museo Lázaro Galdiano, reúne piezas de esta institución, de la BNE, la Bibliotèque municipale de Bordeaux, el Museo del Prado, el Museo del Romanticismo y colecciones privadas, así como de otros museos e instituciones públicas españolas.

Rosario Weiss trabajó en un momento en el que muy pocas mujeres recibieron la consideración de artista y ella se definía como tal. Quería vivir de sus dones profesionales, de su talento.

Los adjetivos delicada, precisa y minuciosa que con frecuencia describen a las mujeres decimonónicas, en esta muestra solo caben para referirse a la obra de Weiss.

Rosario-Weiss

 


Bibliografía y Recursos electrónicos

  • ESAÍN ESCOBAR, Jaime., Rosario Weiss, la ahijada de Goya. Zaragoza, Aqua, 2008.
  • SÁNCHEZ DÍEZ, Carlos., Dibujos de Rosario Weiss. 1814-1843. Madrid, Biblioteca Nacional de España, Fundación Lázaro Galdiano, Centro de Estudios de Europa Hispánica, 2018.
  • Video de la exposición Dibujos de Rosario Weiss (1814-1843)