COLEGIOS DE MADRID: Escuelas Pías de San Fernando, una obra arquitectónica única

Escuelas Pías de San Fernando

Hoy vamos a visitar otra obra arquitectónica, una construcción en ruinas que deja entrever un convulso pasado. Se trata de las Escuelas Pías de San Fernando.

En su interior alberga una de las grandes joyas de Madrid, una biblioteca con encanto único. Su excepcional belleza no tiene punto de semejanza con otras, de ahí nuestro interés en incluirlo como entrada en el blog.

Las Escuelas Pías de San Fernando fueron el primer colegio perteneciente a la Orden de los Padres Escolapios creado en Madrid, anterior a las Escuelas Pías de San Antón, situada en la calle de Hortaleza.

Plano de Texeira (1656). Foto: Arte en Madrid

De sus orígenes hay que remotarse a 1729. Precisamente fue en este año cuando se fundó el colegio y convento de San Fernando que se instaló en la calle de Mesón de Paredes. Este Colegio, orientado a recoger a los niños de las familias de clase humilde que vivían en Lavapiés. El Colegio tuvo muy buena acogida, incrementando significativamente el número inicial de alumnos previsto, lo que llevó a los fundadores a adquirir casas anejas al solar inicial para una previsible ampliación, que culminaría con la proyección de un nuevo Colegio más espacioso, encargándose el proyecto a Francisco Ruiz, uno de los notables arquitectos madrileños de la primera mitad del siglo XVIII. En 1734 Ruiz proyectó la planta del Colegio, del Convento y su Iglesia, y tres años después comenzó su construcción. Tras la muerte del arquitecto en 1744, José Álvarez continuó con las obras del conjunto que finalizaron en 1791.

La fachada principal del complejo daba a la calle de Mesón de Paredes y ocupaba todo el área comprendida entre esta y las calles de Tribulete, Embajadores y Sombrerete.

Vista general del conjunto. Foto: Caminando por Madrid

La iglesia se levantó sobre la base de una planta compuesta por una nave cuadrangular adosada a una rotonda, que se coronaría con una destacada cúpula. Dicha rotonta estaba decorada con ocho columnas con capiteles compuestos, teniendo por acceso un gran arco de medio punto decorado con el escudo de las Escuelas Pías, obra del escultor Alfonso Bergaz.

12768046423_3f04ca9249_o
Interior de la iglesia (actual biblioteca). Foto: reharq.com

El colegio de San Fernando tuvo fama, durante sus muchos años de funcionamiento, de buen hacer pedagógico. Será en el siglo XIX, cuando se emprendan varias obras de ampliación, llegando a tener una importante biblioteca (contaba con más de 17.000 volúmenes), un gabinete de Historia Natural, de Física, un comedor para los alumnos internos, una sala de visitas, entre otras muchas estancias.

Sin embargo, entrados en el siglo XX, la Guerra Civil supuso la destrucción y ruina de gran parte del edificio, sufriendo en gran medida la iglesia: su fachada, parte de los muros perimetrales, el crucero con su cúpula, así como diversos elementos decorativos.

Ruinas de la iglesia. Foto: Caminando por Madrid

En los años 40 en la parte del solar de las Escuelas que daba a la calle de Embajadores se construyó el Mercado Municipal de San Fernando y algunos años después, junto a la calle Tribulete, el Cine Lavapiés, abriéndose en los bajos de este edificio la famosa sala de fiestas “El Molino Rojo”, referencia del cabaret madrileño entre los años 50 y 80. El edificio sería finalmente demolido a finales del siglo XX.

En 1996, la Gerencia de Urbanismo de Madrid sacó un concurso para remodelar este espacio en ruinas, acometiéndose las obras en 2001. La adjudicación fue ganada por el arquitecto José Ignacio Linazasoro, quien con verdadero acierto presentó un proyecto en el que lo nuevo compartiría espacio con las ruinas existentes sin alterarlas. Así, las ruinas de la iglesia de lo que fue el convento y colegio de San Fernando son hoy el caparazón de una hermosa biblioteca cuya visión interior nos sorprenderá, y sobre el solar anexo, integrándose adecuadamente con los restos de la iglesia señalados, se edificó un funcional Centro de la UNED, al que merece la pena también pasar para subir hasta su azotea (hay un bar con agradable terraza desde la que disfrutaremos contemplando los tejados del viejo Madrid).

 

¿Te ha gustado esta nueva entrada? ¿Has vistado alguna vez esta biblioteca, antigua iglesia del convento y colegio de San Fernando? Es una oportunidad única y que sorprende a más de uno que se ha acercado a conocerla.


Bibliografía y recursos electrónicos