ESTATUAS Y MONUMENTOS DE MADRID (IV): Monumento a Miguel de Cervantes

Monumento a Cervantes (detalle). Foto: Flickr.com

A lo largo del año pasado y comienzos de este 2017, se ha conmemorado el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes. En una anterior entrada tuvimos la oportunidad de conocer, gracias a una exposición celebrada en la Imprenta Municipal – Artes del Libro, la estancia de este genial escritor en Madrid, precisamente entre 1568 y 1616, año de su muerte.

En esta ocasión, vamos a conocer uno de los monumentos escultóricos más relevantes que podemos encontrar de Cervantes, precisamente el que preside la plaza de las Cortes, entonces llamada de Santa Catalina, frente a la sede del Congreso de los Diputados.

Vista general del monumento. Foto: Panoramio.com

El motivo de encontrarse aquí se lo debemos a la iniciativa de José Bonaparte, durante su época como rey de España, en 1810. Pero este proyecto no llegó a materializarse. Unos años después, en 1833, se declaraba en ruina la casa de la calle Francos donde vivió y murió este insigne escritor, y Mesonero Romanos escribió un artículo alertando del intento de derribo de la finca. Un escrito que llegó a conocimiento del rey Fernando VII, que intentaría evitar la demolición.

No obstante ni la intervención real, ni el ministro de Fomento ni el alcalde de Madrid convencieron al propietario del inmueble de que lo cediera al Estado. Se instaló una lápida con el busto del escritor en 1834 y ese mismo año se encargó al escultor Antonio Solá la estatua, tras convocarse un concurso que ganó. Fue la primera que se realizó en Madrid a un personaje que no era ni de la Casa Real ni de la Iglesia.

En un principio este monumento se decidió llevarlo a la zona de la plaza del conde de Barajas, en agradecimiento al Comisario general de la Cruzada, Manuel Fernández Valera que tenía aquí su palacio. Sin embargo, apenas unos meses después se llevaría a su emplazamiento actual, en la plaza de las Cortes, aunque hubo una propuesta de llevarlo a la plaza del Ángel.

Monumento a Cervantes frente al Congreso. Fuente: Memoria de Madrid

Hace ya unos años, en 2009, cuando se realizaban unas obras de remodelación de la zona para peatonalizarla, hubo que mover la estatua (ya se había movido unos 12 metros, años antes, 1968, con motivo de las obras de construcción de un aparcamiento subterráneo de la zona). A pocos metros aparecieron unos sillares de granito que resultaron ser el basamento original de la estatua -antes de su traslado último-: en él apareció una tapadera de piedra con una anilla, que una vez levantada descubrió dentro una “cápsula del tiempo”, una caja rectangular de plomo, con un contenido sorprendente.

La caja de Cervantes. Imagen: Mario Torquemada © Museo Arqueológico Regional.

La cápsula albergaba multitud de objetos de la época en que se enterró, 1834. Así, se encontraron retratos de algunos personajes de la época, el discurso de la reina regente de apertura de las Cortes generales en julio de 1834, ejemplares de prensa, varios ejemplares de El Quijote, varias monedas y medallas o un Calendario manual y guía de forasteros de Madrid para el año 1834, entre otros muchos objetos.

Cápsula del tiempo hallada bajo la escultura de Cervantes. Foto: Fernando Villa para EFE

Ante la magnitud del hallazgo, las autoridades regionales decidieron organizar una exposición para exhibir todos los materiales encontrados, que se completó con un detallado recorrido histórico por la época del enterramiento con especial énfasis a la transición desde el absolutismo al liberalismo. La muestra tuvo lugar en la Casa de Correos de la Puerta del Sol en el verano de 2010.

Existe un extenso documento sobre el hallazgo de la cápsula del tiempo bajo la figura de Cervantes y la exposición que se realizó posteriormente.

Los objetos hallados en la cápsula del tiempo se encuentran hoy en el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares, aunque no se exponen al público. En su día se sugirió la idea de enterrar una nueva cápsula del tiempo en el mismo lugar, pero no tenemos noticia de que finalmente se llevara a cabo.

Para terminar, vamos a detenernos a describir este monumento, que -como indicamos en su momento-, se trata del primer personaje civil que tuvo una escultura homenajeando su figura en nuestra ciudad. Realizada por el escultor catalán Antonio Solá en Roma,  es una aleación de zinc, estaño y plomo.

Cervantes está representado de pie, con ropaje a la moda de su época, calzón corto, chaquetilla abotonada, una rígida gorguera y una espada en el lado izquierdo en alusión a su carrera militar. En la mano derecha sostiene un rollo de papeles para recordar su profesión de letras. Una capa corta le cubre el brazo izquierdo, dañado en la batalla de Lepanto.

Estatua y pedestal del Monumento. Foto: Madripedia.es

La figura se encuentra asentada sobre un pedestal, proyectado por Isidro González Velázquez. En este pedestal, además de una placa con datos del escritor que está en el frente, a ambos lados podemos contemplar dos relieves del Quijote, obra cumbre del escritor,  realizados por José Piquer representando, uno a Don Quijote y Sancho Panza guiados por la Locura, y el otro la aventura de los leones.

A lo largo del siglo XIX en España, los temas históricos y la vuelta al pasado glorioso español fueron una tónica de gran éxito en el mundo artístico. Los grandes personajes de la historia fueron representados tanto a través de la pintura, en cuadros de corte académico, como en numerosas esculturas, como la que nos ocupa, en homenaje a Miguel de Cervantes y a su don Quijote de La Mancha.

Este no será el único ejemplo, pero sí uno de los pioneros. Cervantes, como siempre, gran abanderado de las letras y la cultura española, es uno de los mejores ejemplos que tenemos para conocer y estudiar la evolución de los monumentos públicos durante la época contemporánea tanto en Madrid como en el resto de toda nuestra geográfica peninsular, incluso traspasando nuestras fronteras.

Cervantes mirando hacia la Plaza de Neptuno. Foto: Secretos de Madrid

¿Conoces la historia de este monumento escultórico y su cápsula del tiempo? Merece la pena acercarse a verlo en un lugar tan emblemático de nuestra ciudad como es el barrio de las Letras.

 


Bibliografía y Recursos electrónicos

  • ÁLVAREZ, Miguel., Memoria Monumental de Madrid. Guía de Estatuas y Bustos. Ediciones La Librería, 2003.
  • MEDIALDEA VEIGA, Sara., 500 ideas para descubrir Madrid. Madrid, Ediciones La Librería, 2015.
  • REYERO, Carlos., La escultura conmemorativa en España. La edad de oro del monumento público, 1820-1914, Madrid, Cátedra, 1999.
  • SALVADOR, María del Socorro., La escultura monumental en Madrid: calles, plazas y jardines públicos (1875-1936), Madrid, 1990.
  • Una cápsula del tiempo bajo la escultura de Cervantes [Blog: Un sereno transitando la ciudad, 29 de junio de 2016].

One thought on “ESTATUAS Y MONUMENTOS DE MADRID (IV): Monumento a Miguel de Cervantes

Los comentarios están cerrados.