IGLESIAS DE MADRID (IV) : San Antonio de los Alemanes

En pleno centro de Madrid, en la confluencia de la calle la Puebla con la corredera Baja de San Pablo, se encuentra la iglesia de San Antonio de los Alemanes, fundada como San Antonio de los Portugueses.

Milagro de San Antonio. Foto: Blog Mirador Madrid

El origen del templo hay que buscarlo en la fundación de un hospital para portugueses, cuando Portugal era parte de los reinos hispánicos bajo los Austrias con el fin de atender a los súbditos portugueses residentes en Madrid. Esto ocurría el año 1606, cuando era rey Felipe III.

iglesia-de-san-antonio (1)
Felipe III. Fundador del hospital e iglesia. Foto: Blog Tripadvisor

En un principio, se construyó el hospital con una pequeña capilla para uso particular de los miembros de la recién creada Hermandad de San Antonio así como de los enfermos ingresados en la institución, pero al aumentar su fama se decidió levantar una nueva iglesia, iniciándose las obras en 1624 y concluyéndose en 1633.

A finales del siglo XVIII, independizada ya Portugal, desde 1640, la reina Mariana de Austria, viuda de Felipe IV y madre de Carlos II, decidió ceder el uso del Hospital al séquito de católicos enfermos y peregrinos alemanes que vinieron a Madrid acompañando a la reina doña Mariana de Neoburgo, casada en segundas nupcias con Carlos II en 1689, cambiando el nombre del hospital y de la iglesia. Aun así conservó la advocación de San Antonio de Padua, santo portugués.

0428e005-75cd-45f1-afee-fe8f44c8c739
Mariana de Austria. Autor: Juan Carreño de Miranda (Museo del Prado)

Se conservan documentos en el archivo de la Hermandad donde se registran los nombres de los 460 peregrinos alemanes que se hospedaron aquí entre los años 1759 y 1806, muchos de ellos con sus familias y que estuvieron alojados tres días que era el tiempo máximo, a no ser “que fuera un no católico y estuviera iniciada su conversión a la Santa Fe” en cuyo caso podía prorrogarse algo más su estancia.

Con el nuevo siglo llegó el cambio de dinastía y el nuevo rey Borbón, Felipe V, quien destina la iglesia y el hospital a la Hermandad del Refugio. En estos momentos, la Institución tenía el compromiso de prestar ayuda a los necesitados de Madrid. Un sacerdote y dos seglares de la hermandad salían a las calles para atender y dar de comer a los pobres, con la tradicionalmente conocida “ronda del pan y huevo”. Se conserva todavía la plantilla de madera cuyo agujero servía para desestimar el huevo si por allí entraba, pronunciando la famosa frase: Si pasa, no pasa, lo que indicaba que el huevo era demasiado pequeño para el prestigio de la Hermandad a la que han pertenecido los reyes de España desde siempre, incluidos los actuales.

Planta de la iglesia. Fuente: Blog Ablaevariteprobatum

El templo, obra de los arquitectos Pedro Sánchez, Francisco Seseña y Juan Gómez de Mora, se configura con una planta elíptica inscrita en un rectángulo. Su interior se encuentra profusamente decorado con frescos con escenas religiosas y arquitecturas fingidas que inundan todo el espacio mural, conformando un ambiente muy efectista y escenográfico.

Vista hacia el altar mayor. Foto: Blog Ablaevariteprobatum

Especialmente significativos son los que ornamentan la cúpula oval, diseñada por Coloma y Miteli, y pintada por Juan Carreño de Miranda y Francisco Rizi. Toda ella se encuentra decorada con la escena de la Apoteosis de San Antonio.

Cúpula de la iglesia. Foto: Blog Mirador Madrid

En cuanto a los muros perimetrales de la iglesia fueron decorados por Luca Giordano, que pintó al fresco varias escenas de la vida y milagros del Santo, así como una serie de reyes entre los que se encuentran el emperador Enrique de Alemania, Luis IX de Francia…

Decoración de los paramentos verticales. Foto: Blog Las imágenes que yo veo

Junto a las pinturas sobresale el retablo mayor realizado a mediados del siglo XVIII por el arquitecto Miguel Fernández y el escultor Francisco Gutiérrez. Está presidido por la imagen de San Antonio con el niño, obra del escultor Manuel Pereira, y una gloria de ángeles, obra de Francisco Gutiérrez Arribas.

San Antonio con el niño. Foto: Blog Ablaevariteprobatum

La iglesia tiene una cripta donde se enterraban a los enfermos que morían en el hospital y así lo deseaban. Hoy en día descansan los restos de dos infantas de Castilla: Berenguela de Castilla (1253-1300), hija de Alfonso X el Sabio, y Constanza de Castilla (1308-1310), hija de Fernando IV de Castilla. Éstos fueron trasladados aquí en 1869, procedente del convento de Santo Domingo el Real de Madrid, que había sido demolido ese mismo año.

San-Antonio-de-los-Alemanes-3
Vista de la cripta. Foto: Blog Mirador Madrid

En contraposición con esta decoración y ornato, el exterior del templo se caracteriza por una marcada sobriedad. Sus fábricas, que siguen la tradición madrileña en la combinación de ladrillo rojo en los muros y detalles pétreos en zócalos y ventanas, se decoran con una sencilla portada de granito, a modo de dintel, sobre el que se ubica una hornacina flanqueada por pilastras y coronada por un frontón curvo, que alberga la imagen de San Antonio de Padua con el Niño, obra de Manuel Pereira.

Portada de la iglesia. Foto: Blog Rutas con Historia

Retranqueada sobre la portada, se muestra el volumen octogonal que envuelve la cúpula oval, cerrado por un chapitel terminado en aguja piramidal con bola y cruz. Declarada Monumento Nacional en 1976, está considerada como uno de los monumentos Barrocos más importantes de Madrid.

1200px-Iglesia_de_San_Antonio_de_los_Alemanes_(Madrid)_01
Fachada de la iglesia. Foto: Wikipedia

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Conocías esta iglesia? Si quieres visitarla, además de otros monumentos de Madrid que sean de tu interés, pincha aquí


Bibliografía y Recursos electrónicos