MANUEL BENEDITO y el arte del retrato

Manuel Benedito fue un reconocido pintor, maestro de la pintura figurativa española en la primera mitad del siglo XX. Prolífico y destacado en su vida profesional, tuvo la fortuna en vida de contar con un gran reconocimiento nacional e internacional.

Desde muy pronto, contó con una sólida formación técnica que mantuvo en su ideario estético fundamentado en su admiración por la tradición pictórica española.

En su juventud estuvo influenciado por el iluminismo sorollista y se interesó por los temas costumbristas -aunque alejándose de los temas más sórdidos (como en Vuelta de la montería)-, así como por otros géneros pictóricos como el paisaje, bodegón, tipos locales, en los que predominan el tamaño natural o las grandes composiciones pero, sobre todo, es conocido por su faceta como retratista que será la que le depare gran fama y fortuna.

Respecto a su labor como pintor de paisaje, prestó un gran interés por este género, pero también la presencia de lo popular del entorno, tanto los personajes como los atuendos, las calles, los colores de la tierra, el mar, etc. Asimismo destacó en el tema del bodegón, deslumbrado por la pintura de numerosos maestros del siglo XVII español y holandés, junto a temas como la cetrería.

En este sentido, los expertos le consideran próximo a la contención y elegancia de algunos pintores ingleses y la sobriedad tan estimada por él de la pintura española. Aunque, por otra parte, otros consideran que tiene un matizado estilo impresionista de gran luminosidad y que en su obra se pueden apreciar influencias de la pintura flamenca. También tiene obras de un marcado carácter simbolista.

manuelbeneditoinfierno01

Nació en Valencia el 25 de diciembre de 1875. Se formó en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos, y más tarde con Joaquín Sorolla en su estudio madrileño. Entre 1900 y 1904 estuvo pensionado en la Academia Española de Bellas Artes de Roma. En esos años tuvo la oportunidad de viajar por Italia, Francia y Países Bajos, donde compagina el trabajo con el estudio de las grandes obras de la pintura europea.

Establecido en Madrid, continúa sus viajes por la Bretaña francesa, realizando una importante serie de obras entre los que destacan Madre bretona (colección particular) y Pescadoras bretonas (Museo del Prado).

Más tarde se centrará en la pintura de paisaje y temas castellanos en Salvatierra de Tormes como El sermón (The Hispanic Society of America). Se traslada a Holanda en 1909 donde va a realizar una serie de obras que figuran entre las más destacadas de su producción entre las que destacan Viejos holandeses (Fundación Manuel Benedito) y Sábado en Volendam (Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile). Fue la ocasión de enfrentarse a un paisaje y unos tipos tan diferentes de los mediterráneos, lo que le sirvió para alejarse cada vez más de la manera sorollista, para encontrar su propio camino sin renegar de lo aprendido con su maestro pero tendente a unas formas más contenidas, en especial cuando de representar figuras humanas se trata.

Después de una estancia en París, donde realiza uno de sus más famosos cuadros, el retrato de Cleo de Merode, 1910 (Fundación Banco Santander), se establece definitivamente en Madrid.

A partir de este momento alternará las campañas de trabajo al aire libre con la actividad en el estudio, donde desarrolla una obra muy apreciada como retratista de personajes relevantes de la sociedad de su época (miembros de la familia Real, aristocracia y burguesía, intelectuales, artistas), gozando de una elevada consideración por parte de los críticos, además de una gran aceptación popular.

En estos retratos, como en otros como los que realizó de los hermanos Quintero, cuando ya había fallecido uno de ellos, demuestra cómo Benedito entendía el “arte de la pintura” y, muy probablemente, cómo se asumía en amplios sectores de los ambientes académicos española de la primera mitad del siglo XX. En todos se ve que había continuidad en el camino definido por Velázquez y consagrado por maestros como Madrazo o Sorolla.

DSC00036b

Los expertos consideran que en algunas obras tempranas se aproxima a la España negra de Ignacio Zuloaga y José Gutiérrez Solana.

Si buena parte de su obra se encuentra en manos privadas, ello no ha impedido que importantes instituciones publicas y privadas guarden o expongan obras de nuestro artista, como el Museo Reina Sofía, el Museo del Prado, la Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Museo de Bellas Artes de Valencia, el Museo de Bellas Artes de Oviedo, el Museo Carmen Thyssen de Málaga, la Hispanic Society of America, el Museo de Nagasaki, la Fundación Banco de Santander, el Museo Nacional de Santiago de Chile, el Museo de Bellas Artes de México, el Museo de La Habana o el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires.

Benedito falleció en Madrid, el 20 de junio de 1963, siendo su cuerpo enterrado en Valencia. Una importante muestra de su pintura podemos contemplarla en la Fundación que lleva su nombre Fundación-Museo Manuel Benedito de Madrid. Está situada en el solar que, en su día, fue la casa y el estudio del artista. Dicha Institución tiene como objetivo principal la difusión y el estudio de su obra.

El museo cuenta con un centenar de sus obras pertenecientes a las distintas épocas pictóricas del artista. La visita al museo sólo es posible realizarla previa reserva telefónica o por correo electrónico y para un máximo de 15 personas.

No dudéis en hacer la visita. La experiencia resulta única y enriquecedora para los amantes del Arte, y en concreto, de la pintura.

La visión de sus obras nos permite descubrir a un pintor con grandes facultades, capaz de realizar una breve nota sobre un paisaje, sobre la vida cotidiana, así como pintar un retrato capaz de transmitir al espectador las distintas variantes profesionales, intelectuales o personales del retratado.

¿TE HAN GUSTADO ESTA NUEVA ENTRADA? ¿CONOCES ALGUNA OBRA DE ESTE PINTOR? 

SI QUIERES HACER UNA VISITA GUIADA PARA CONOCER ESTE MUSEO DE MADRID, ASÍ COMO VISITAR OTROS QUE SEAN DE TU INTERÉS, PINCHA AQUÍ


BIBLIOGRAFÍA

  • MASÍA GONZÁLEZ, Pascual et alt., Manuel Benedito, pintor (1875-1963). Valencia, Generalitat Valenciana, 2005.
  • MASÍA GONZÁLEZ, Pascual, Manuel Benedito en la Academia. Madrid, Fundación Manuel Benedito, 2013.
  • MUSEO NACIONAL DEL PRADO, Pintura del Siglo XIX en el Museo del Prado: catálogo general, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2015.
  • ORIHUELA MAESO, Mercedes y PÉREZ TORRES, LUZ, “El Prado Disperso. Obras depositadas en las embajadas de Atenas, Bruselas, Roma y Santa Sede”, Boletín del Museo del Prado, XXXI, nº 49, 2013, 176-181 [176].
  • RODRÍGUEZ DE LA ESPERANZA, María Jesús, “La Fundación Manuel Benedito: problemática de un museo de autor”, Complutum, 2015, vol. 26(2), 207-216.

One thought on “MANUEL BENEDITO y el arte del retrato

Los comentarios están cerrados.