El Taller del Artista. Una mirada desde los archivos fotográficos del IPCE

main_notice_taller-artista01

El Taller del Artista es una muestra fotográfica organizada por el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) y la Subdirección General de Promoción de las Bellas Artes, en la que podemos contemplar varios espacios de creación, tanto de pintores como de escultores, dentro del marco cronológico comprendido entre finales del siglo XIX hasta los años cincuenta del XX. Estas obras se encuentran expuestas en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

En esta ocasión se han escogido varios archivos fotográficos, conservados en el citado Instituto, entre los que caben mencionar -en especial-, el archivo Moreno que cuenta con un amplio repertorio de imágenes conservadas sobre esta temática, así como los de Ruiz Vernacci, Conde de Polentinos, Cabré, Wunderlich o Pando.

Las imágenes de los estudios y talleres son auténticos retratos de los artistas que los habitan o incluso si no están presentes en ellos. Son un género especial, dentro de la fotografía, en el que se unen tanto la faceta pública y profesional con su vertiente privada y personal.

Destacada es la labor del propio fotógrafo para resolver y tener un completo dominio de la composición y la luz, junto con esa vertiente personal y sensible capaz de reflejar la personalidad del pintor o escultor representado unido al interior de estudio o taller donde realizan su trabajo y desarrollan su actividad profesional.

Esta exposición comprende cinco bloques temáticos: el primer ámbito Herencia decimonónica nos presenta el bagaje de esta centuria a través de la pintura de historia, con artistas como Moreno Carbonero, así como el paisaje de Aureliano de Beruete, unido al academicismo y el arte clásico presente en la imagen del salón central del Museo de Reproducciones Artísticas que, en su momento, estaba alojado en el Casón del Buen Retiro, y donde acudían numerosos artistas para dibujar los modelos de la Antigüedad grecorromana.

Las fotografías muestran la pervivencia del clasicismo en la enseñanza académica junto a la exuberancia formal y expresiva del modernismo cuyo resultado sería el eclecticismo presente tanto en la escultura monumental como en la conmemorativa con artistas como Mariano Benlliure o Agustín Querol.

El segundo y tercer bloques giran entorno a los que practicaban un arte que se recreaba tanto en los Costumbrismos y Modernismos de las regiones y pueblos de España así como en los Artistas de sociedad. En el primer caso, los pintores más representativos serían Cecilio Plá, José María López Mezquita, Antonio Ortiz Echagüe o Joaquín Sorolla entre otros…., mientras que el segundo cuenta con ejemplos tan destacados como los escultores Ignacio Pinazo, o los pintores Manuel Benedito, o Fernando Álvarez de Sotomayor, etc.

Todos ellos adoptaron una imagen sobre la realidad nacional que, a veces, se pueden relacionar con la obra literaria de la llamada Generación del 98, con cuyos miembros mantuvieron una relación estrecha a través de tertulias y reuniones.

El cuarto espacio está dedicado a los Aires de renovación con artistas en los que se observa un estilo y actitud más moderna, alejados de normas académicas y de la temática castiza. Sus obras van más encaminadas a otros asuntos y estilos definitorios del siglo XX, llegando a veces, como es el caso de Jorge Oteiza y Maruja Mallo, al terreno de la vanguardia.

La exposición concluye con unas imágenes correspondientes a la Guerra Civil y la posguerra, hasta comienzos de los 50. En ellas se alterna el arte oficial y conmemorativo de la época franquista (Fructuoso Orduna, Juan Cristóbal…) con otros casos que anuncian un incipiente nacimiento de la modernidad (Javier Cavo).

Todas las fotografías seleccionadas para esta muestra no pueden ser más idóneas para presentarlas en la sala de exposiciones temporales de la Real Academia, dada la condición de académicos que alcanzaron gran número de artistas que protagonizan las imágenes como José Moreno Carbonero, José Capuz, Víctor Macho…

La Fototeca del Instituto del Patrimonio Cultural de España, ubicada en Madrid, conserva una treintena de archivos fotográficos que reflejan y documentan variados e interesantes aspectos de nuestro patrimonio cultural español.

Estos archivos -Moreno, Ruiz Vernacci, Pando, Conde de Polentinos, Cabré, etc.- son el resultado de vidas enteras dedicados profesionalmente a la realización y reproducción fotográfica de monumentos y obras de arte, así como de aficionados a la fotografía y a la historia del arte, o de profesionales que utilizaron este género con una finalidad científica para el estudio de las obras de arte y de los restos históricos y arqueológicos.

De esta forma, las imágenes captadas por el fotógrafo y conservadas en dicha Institución, han servido de excusa perfecta para realizar esta exposición tan original, cuyo tema es más que recurrente en la historia del arte y factor esencial en la vida diaria de los artistas. La selección de las mismas permiten conocer la riqueza de su entramado y de las variadas realidades que convivieron durante varias décadas, según el periodo cronológico recogido en esta muestra: desde un arte más conservador, oficial y académico, hasta visiones nuevas, renovadas, pasando por un amplio recorrido de trayectorias personales en las que vemos una mezcla de lo moderno con la herencia del clasicismo y de la pintura española del Siglo de Oro. Artistas y obras presentes en sus estudios y talleres, a través de la cámara de maestros destacados de la fotografía de arte.

Con ello, hemos conseguido viajar en el tiempo y adentrarnos en este mundo artístico a través de una nueva mirada, de una mirada fotográfica, rescatando del olvido a muchos artistas desconocidos para muchos y que ahora salen del “anonimato”, gracias a esta exposición.


REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO
Sala de exposiciones temporales (Alcalá 13, Madrid)
Del 31 de marzo al 21 de mayo de 2017