IGLESIAS DE MADRID (III): “La Cuadra” de San Isidro

Madrid es una ciudad llena de tradiciones, fiestas, culto a sus patrones más cercanos, como es el caso de San Isidro. En esta ocasión vamos a conocer un lugar interesante y curioso muy vinculado a la historia madrileña. Se trata de la capilla de la Cuadra de San Isidro, levantada en el siglo XVII en el mismo lugar que la tradición sitúa el establo donde nuestro patrono guardaba la yunta de bueyes que trabajaba los campos de la familia de los Vargas.

San Isidro Labrador (Museo Goya. Ibercaja)

Continue reading “IGLESIAS DE MADRID (III): “La Cuadra” de San Isidro”

IGLESIAS DE MADRID (II): Real Oratorio del Caballero de Gracia

Otro edificio religioso singular e interesante en nuestra ciudad -con una fachada y una disposición extraña de su cabecera al exterior, sin puntos de comparación con otros-, lo encontramos en el Oratorio del Caballero de Gracia.

Se trata de una iglesia de estilo neoclásico situada entre la Gran Vía y la calle Caballero de Gracia. Continue reading “IGLESIAS DE MADRID (II): Real Oratorio del Caballero de Gracia”

IGLESIAS DE MADRID: San Manuel y San Benito

800px-Iglesia_de_San_Manuel_y_San_Benito_(Madrid)_13

Madrid cuenta con gran número de iglesias con estilos arquitectónicos y decorativos muy diversos según los gustos de la época en que fueron erigidos.

Precisamente en plena calle Alcalá, se levanta uno muy original bajo la advocación de San Manuel y San Benito. Su estructura arquitectónica sigue modelos procedentes del arte bizantino, así como italianizante por su campanile de influencia florentina o veneciana.

Se trata del único edificio de arquitectura neobizantina que existe en nuestra ciudad. Su arquitecto fue Fernando Arbós y Tremanti, de origen romano, que había estudiado en la Escuela de Bellas Artes de París y terminado su formación en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Entre sus proyectos, cabe destacar el edificio de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad. Casa de las Alhajas, la Casa Encendida, el Panteón de Hombres Ilustres y la Real Basílica de Atocha, entre otros…

Continue reading “IGLESIAS DE MADRID: San Manuel y San Benito”

Parques y Jardines de Madrid: Quinta de la Fuente del Berro

En Madrid, contamos con numerosos parques y jardines que son parte del entorno natural y cultural de los madrileños acostumbrados a visitarlos, así como de los que viven fuera de nuestra comunidad o fuera de nuestro país y que vienen a conocerlos. Sin embargo, hay algunos que a pesar de encontrase en zonas plenamente asentadas en nuestra ciudad, sin embargo son muy desconocidos. Este sería el caso del parque de la Quinta de la Fuente del Berro. Continue reading “Parques y Jardines de Madrid: Quinta de la Fuente del Berro”

Las alegorías de GOYA en el Palacio madrileño de Godoy

La historia del Palacio madrileño de Godoy se inicia durante el reinado de Carlos III, cuando el rey ordena la compra de unos terrenos para la construcción de la residencia de su Secretario de Estado, el marqués de Grimaldi, cuyo edificio iba a construirse junto al Palacio Real. El lugar elegido fue un solar situado junto al convento de doña María de Aragón, hoy Palacio del Senado.

El arquitecto encargado del proyecto sería Francisco Sabatini. La construcción del palacio se inició en 1775, concluyendo en 1782.  Francesco_Sabatini_hacia_1790

Aunque esta residencia fue pensada para que viviera el citado marqués, sin embargo no llegaría a habitarla nunca, ocupando el puesto su sucesor, el conde de Floridablanca.

Los años de mayor esplendor para el palacio llegaron tras el ascenso al poder de Manuel Godoy, un joven extremeño quien, como Guardia de Corps, había pertenecido a la custodia personal del rey Carlos IV y María Luisa de Parma cuando eran Príncipes de Asturias, convirtiéndolo desde el primer momento en su hombre de confianza, al que nombraron Ministro de Estado en 1792, tras el breve gobierno del conde de Aranda.

Continue reading “Las alegorías de GOYA en el Palacio madrileño de Godoy”

Antonio Palacios y El METRO de Madrid

Madrid ha sido y sigue siendo una ciudad en continuo crecimiento. De hecho el movimiento diario de sus habitantes hizo que fuera necesario la creación de una red de transportes acorde con la actividad de sus ciudadanos.

A comienzos del siglo XX, nuestra urbe planificaba ya su futuro de gran ciudad, consciente de que los movimientos de salida y entrada de la población de la Villa y Corte traerían consigo un desarrollo urbanístico importante. Y en función de estas previsiones, se diseñaron dos grandes proyectos: la apertura de la Gran Vía -que permitiría a la ciudad expandirse desde el casco antiguo hacia la periferia- y la construcción de una red de metro, como transporte del futuro.

Para Madrid, todo esto resultó vital. Lo que era un caserío en tiempos de Felipe IV comenzaba a crecer con las primeras manzanas del ensanche, primero tímidamente en 1868 y con un ritmo rápido después.

Las nuevas construcciones desbordaban las viejas murallas y los madrileños tuvieron que enfrentarse a la necesidad de alternativas que les dieran la posibilidad de llegar puntual y cómodamente a sus puestos de trabajo, a los centros de decisión administrativa, a los comercios y a los lugares de esparcimiento que se empezaban a localizar en un centro antiguo rodeado por un ensanche moderno que, al mismo tiempo, se veía ya anillado por el extrarradio emergente.

Así nació el metro, en 1919, entre los Cuatro Caminos, en la frontera de lo urbano y lo suburbial, y el corazón de la Villa: la Puerta del Sol. Era el inicio de un largo y fecundo proyecto entre la ciudad que se desarrollaba en la superficie y la ciudad que comenzaba a surgir en las profundidades bajo la otra. Era el comienzo de otro desarrollo de ciudad alrededor de un nuevo medio de transporte público, concebido para dar servicio a las capas más desfavorecidas de la población, y que terminaría convirtiéndose, hoy en día, en el más eficaz, moderno y rápido de todos los sistemas de transporte públicos del mundo. Continue reading “Antonio Palacios y El METRO de Madrid”

Ventura Rodríguez y las Fuentes del Paseo del Prado

El agua, representada por las fuentes, es un elemento esencial e imprescindible en la historia de la humanidad. Una fuente es aquel aparato con el que se riega de agua a los jardines, casas, calles o plazas para emplearla en diferentes usos. Y como complemento, es asimismo el cuerpo de arquitectura hecho de fábrica, piedra, hierro, etc., que sirve para que el agua salga por uno o varios caños dispuestos en torno a él. Por tanto, las fuentes tienen un doble sentido: utilitario y ornamental.

Desde siempre, Madrid ha sido una villa rica en aguas, gozando de una distribución generosa, y de gran calidad, siendo -a la vez- muy preciada y merecedora de todos los elogios. De hecho, destaca por el uso y disfrute de sus fuentes.

Será en la novena década del siglo XVIII, coincidiendo con toda la serie de reformas urbanísticas correspondientes al reinado de Carlos III, cuando se produce un destacado auge constructivo de fuentes monumentales, junto a los arreglos y ornamentación del Paseo del Prado.

apolo5

Con ellas, si bien se buscaba un mejor abastecimiento de la Villa, el fin esencial que se busca será la ornamentación de la ciudad. Ello explica que su emplazamiento no se sitúe en el mismo casco urbano, y sobre todo en las plazas, como en el siglo XVII, sino en los paseos, en zonas de recreo. Precisamente de estos años datan las de Cibeles, Apolo, Neptuno y las Cuatro del Prado.  Continue reading “Ventura Rodríguez y las Fuentes del Paseo del Prado”